Almeida propone abrir la Gran Vía al gráfico privado si el PP gana las elecciones municipales

Jose Luís Martínez Almeida ha visitado este jueves las obras de reforma de Gran Vía, que Manuela Carmena cerrará al tráfico de los no residentes a partir del mes de noviembre. El PP se muestra crítico con la medida y abre a una reversión parcial de la gran APR de Centro.

Almeida ha asegurado que el PP “cuando gobierne a partir de mayo de 2019 permitir que se circule por determinados ejes de la APR: por ejes como la Gran Vía, San Bernardo y Hortaleza” y que, “mientras no haya alternativas, el centro se va convertir en un autentico colapso en el mes de septiembre, ya que no hay alternativas de transporte público”.

El edil cree que la Gran Vía está “colapsada” por los atascos que se producen a diario. “Lo que tarda un taxi en atravesar la Gran Vía desde Cibeles a Plaza España son 30 minutos y esto no va a mejorar cuando finalicen las obras, sino que va a empeorar”, ha aseverado. Por ello, además de la Gran Vía, el PP ha hablado de revertir el cierre previsto también en San Bernardo y Hortaleza.

Martínez-Almeida  ha reclamado a la alcaldesa que explique “cuál es su modelo de movilidad porque tocar el centro de Madrid es tocar el conjunto de la ciudad y debe ser sometido a un debate amplio y no electoralista, como ha hecho este equipo de Gobierno”.

Durante su paseo, Martínez-Almeida también ha incidido en la presencia de manteros en la vía. “La ampliación de las aceras de Gran Vía es una ampliación de la que no se están beneficiando los madrileños sino exclusivamente los manteros”, ha insistido.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento ha manifestado también que su partido ya “programa, proyecto y equipo” para afrontar las próximas elecciones municipales.