Ángel Garrido jura su cargo como presidente de la Comunidad de Madrid con lealtad al Rey y a la Constitución

A las 11:13 minutos el ya presidente de la Comunidad de Madrid ha jurado su cargo como presidente en la Real Casa de Correos. Un acto breve y emotivo en el que Garrido se ha comprometido a “hacer frente a los nuevos retos para culminar la X Legislatura al servicio de los madrileños”.

Ángel Garrido ha tomado posesión de su cargo como VI presidente de la Comunidad de Madrid.  Sus primeras palabras han sido de agradecimiento hacia la Institución que preside y para las personas que le han acompañado a lo largo de su trayectoria política. “Este acto con hondo significado institucional es de una intensa emoción personal para mí”.

El presidente ha asegurado que trataría de compatibilizar su actividad como presidente con su vida personal. “Honestamente la política no debe separarse la dimensión humana de la profesional y debe mantenerse las dos. La política es absorbente desde el momento en el que se trabaja para dar voz a las expectativas de los ciudadanos”.

Tras subrayar que la Comunidad de Madrid como Institución ha cumplido ya 35 años ha insistido en que se ha conseguido que “los servicios públicos sean de alta calidad”, además de “dar un mayor impulso a la economía y a la creación de empleo”. En este sentido ha hecho especial hincapié en que que la Comunidad de Madrid “es una región próspera y solidaria, donde todo el mundo es bienvenido” pero ha argumentado que “hay que mejorarla” para lo que se ha comprometido a cumplir con el programa electoral. Una Región donde “la convivencia es una riqueza compartida” y en la que “cualquier proyecto que se impulse de la presidencia regional debe responder a estos objetivos anteriormente citados”.

Para Garrido los nuevos retos que hay que afrontar son “reducir las consecuencia sociales de la pasada crisis económica, dotar de medios a los nuevos empleos y ampliar los servicios públicos de la Región”.  Aspectos, ha dicho, “que merecen ser actualizados y valorados”. Es por ello qué el presidente de la Comunidad de Madrid se ha comprometido a “culminar el trabajo iniciado y a rendir cuentas dentro de un año al finalizar la X legislatura dejándola preparada para afrontar nuevos retos”.

Garrido se ha comprometido a trabajar con todos los sectores de la sociedad madrileña, “sin excluir a nadie”y ha ofrecido “lealtad a todas las Instituciones públicas, a los 179 municipios de la Región, a la Administración General del Estado, con Delegación del Gobierno y al resto de CCAA”. Por último, ha indicado “trataré de comportarme con generosidad, fortaleza y franqueza, por eso envío un mensaje de concordia y solidaridad para trabajar por el bien común de todos los ciudadanos”.

Garrido ha estado arropado en su toma de posesión por los consejeros en funciones. Así mismo han acudido personalidades como la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, el presidente del PP de Madrid, Pío García Escudero y expresidentes de la Comunidad de Madrid, como Alberto Rúiz Gallardón y Joaquín Leguina. Además, han asistido las ministras Soraya Sáenz de Santamaría y Fátima Báñez.