Aprobados los proyectos Mahou-Calderón, Beti Jai y Edificio España

La Comunidad da luz verde también a la nueva bajada de las tasas universitarias, que disminuyen hasta un 30% desde el 2015. Además, Las universidades públicas de la región contarán con 569 nuevas plazas de personal para el próximo curso.

El consejo de Gobierno ha aprobado hoy la inversión y el desarrollo de los proyectos Mahou-Calderón, Beti Jai y Edificio España.  A partir de ahora el Ayuntamiento de Madrid podrá continuar con el proceso necesario para la puesta en marcha de los mismos.  La presidenta regional, Cristina Cifuentes ha destacado que se trata de actuaciones que “afectan a más de 200.000 metros cuadrados quedando acreditada la colaboración institucional entre la administraciones favoreciendo la inversión y el crecimiento con un modelo de desarrollo sostenible de la Comunidad y la capital de Madrid”.

Por otra parte se ha autorizado una nueva bajada de las tasas universitarias (hasta un 30% desde el 2015). Como consecuencia de esta reducción de las tasas 205.000 madrileños serán beneficiados con la rebaja acumulada del 20% para los estudios de grado y del 30% para los de máster. Esta bajada supone una reducción de tasas del 5% para grado y 10% para máster.

Ademas, las universidades públicas de la Comunidad de Madrid contarán con 569 nuevas plazas de personal para el próximo curso 2017-2018. Hay que tener en cuenta que la tasa de reposición de las plazas del profesorado indefinido laboral ha pasado del 50 al 100% en la actualidad. La autorización va a servir para la contratación de docentes universitario, investigadores, profesores doctores y personal de servicios y administración. Cifuentes ha señalado que la convocatoria de nuevas plazas no afectan a los objetivos de estabilidad presupuestaria”.

Así pues la Complutense va a convocar 267 plazas, la Politécnica, 117 plazas, la Universidad de Alcalá, 60, la Autónoma, 59, la Rey Juan Carlos, 34 y la Carlos III, 32. En total se proponen 569, “de las que el 66% va a personal docente e investigador y el resto a personal de administración y servicios” ha añadido.

En otro orden de cosas la Comunidad invertirá 25 millones de euros para impulsar la investigación en biomedicina. Ayudas que potenciarán, durante los próximos cuatro años, la I+D en Ciencias de la Salud y Biotecnología. Los beneficiarios son las universidades, hospitales públicos, organismos públicos y fundaciones dedicados a la investigación de la región. Programas que duraran cuatro años , con el que además “se da un paso más en el cumplimiento de aumentar la inversión en investigación hasta llegar al 2% del PIB en esta legislatura”.

En materia de educación, el Gobierno regional ha acordado destinar más de 6 millones para mejorar institutos en Valdemoro y Madrid. Las obras supondrán la construcción de 6 nuevas aulas con un total de 210 plazas públicas en el IES Neil Armstrong. Así mismo, se invertirán cerca de 2,5 millones de euros para renovar la instalación eléctrica del IES ‘Virgen de la Paloma’. Son acuerdos que indican “la apuesta de este Gobierno por una educación pública de calidad, con más profesores, mejores instalaciones, y más posibilidades para la investigación científica”.

Por otra parte la Comunidad pondrá en marcha el Consejo de Cooperación para el Desarrollo. El Plan 2017 desarrolla objetivos, prioridades y recursos del Plan General de Cooperación aprobado por la Asamblea. Se pretende sensibilizar a todos los madrileños sobre la cooperación y la ayuda a las poblaciones más vulnerables.

Por último, La Comunidad destina más de 18 millones para atender a 423 mayores y personas con discapacidad en centros sociales situados en los municipios de Majadahonda, Leganés y Madrid capital (Villaverde).

Otros asuntos

La presidenta regional ha contestado a la preguntas de los medios tras el Consejo de Gobierno referidas a la Operación Chamartín de la que ha destacado “confío que contribuya al crecimiento económico y desarrollo sostenible de la ciudad de Madrid y a los municipios de la zona norte de la Comunidad”. Un proyecto que mejorará la movilidad de los vecinos pero que “supone la modificación del PGOU que necesariamente ha de ser aprobado por la Comunidad”. La presidenta ha recordado que está a la espera de conocer los detalles del proyecto “solo hemos recibido un pequeño resumen del proyecto de dos folios”, y ha recordado que le preocupa que “determinadas infraestructuras comprometidas en el primer proyecto como tres estaciones de metro y obras de afectación en la infraestructura del Canal de Isabel II que deben asumir los promotores y no cuesten un duro a los madrileños”. También  ha subrayado que este proyecto sea “bueno para Madrid”, y verificar que este proyecto suponga “el soterramiento de las vías de la Estación de Chamartín,  nuevos aprovechamientos, la construcción de viviendas protegidas, un gran nudo de comunicaciones para descongestionar los problemas de comunicación del Nudo Norte”. La presidenta ha señalado que ha solicitado una reunión con el ayuntamiento para dar viabilidad al proyecto “que recuerdo lleva dos años paralizado por motivos ideológicos de Podemos y su concepción del urbanismo”.

Cifuentes ha insistido en que “no hay un cambio de opinión, estamos de acuerdo a pesar de no intervenir en la negociación para no retrasar la consecución del acuerdo, porque Fomento y el consistorio junto con el promotor urbanístico, la postura de la Comunidad ha sido trabajar a favor del mismo”.  Preguntada sobre las supuestas ‘lineas rojas’ la presidenta a recordado que “no hemos puesto líneas rojas, lo que hicimos al principio fue poner una condición que las obras incluidas en el proyecto inicial fueran a cargo de la promotora, lo que queremos es colaborar con el proyecto Castellana Norte y los tres proyectos aprobados hoy”.

Con carácter general la relación institucional con el Ayuntamiento es buena “se están dejando a un lado discrepancias ideológicas para suscribir acuerdos, también en materia urbanística, aunque hemos echado en falta mayor comunicación por parte del consistorio a la hora de los pasos que se iban dando en las negociaciones, acciones que nos han llegado a través de otros partidos políticos”.

Con respecto al particular enfrentamiento a través de las RRSS con Ramón Espinar, Cifuentes ha sido contundente al indicar que “no hay enfrentamiento ni disputa, lo que ha habido es una frase absolutamente desafortunada de Espinar que es portavoz de Podemos en el Senado y el secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, un dirigente muy cualificado que ha usado una frase que denota el gran machismo que tienen algunos dirigentes de Podemos y que está a la altura de la que pronunció su líder diciendo que azotaría hasta sangrar a una periodista o cuando dijo en sede parlamentaria ofreciendo un despacho a Andrea Levy para que se desahogara físicamente con un diputado de Podemos, es de lo más rancio”.

Espinar “me llama guapi que es de una falta de respeto absoluta y evidencia poco respeto a las mujeres, si esto hubiera sido de un diputado popular hacia Gil de Biezma nos hubieran pedido una expulsión del país”. Cifuentes ha criticado la actitud de Espinar y ha asegurado que “está abierta a escuchar una disculpa”.

Con relación al cierre de camas en hospitales, en período estival, el portavoz del Gobierno, Ángel Garrido ha explicado que debido a la bajada de la asistencia en urgencias (7%) y en la programación de operaciones (12%) se aprovecha para “realizar obras de mejora, más de 150 intervenciones por 10 millones de euros y se aprovecha para rebajar el número de camas que no indica que no estén disponibles si son necesarias”.