Aula de formación con Rafael Van Grieken

La Consejería de Educación, Juventud y Deportes cuenta con un presupuesto anual de 4.500 millones de euros. Rafael Van Grieken ha realizado un minucioso relato de las inversiones realizadas en materia de educación para hacer de la educación pública, concertada y de aquellas personas con capacidades diferentes, la mejor de todo el territorio español.

Los cuatros pilares de la política educativa en el Partido Popular son la calidad, la libertad, la igualdad de oportunidades y el diálogo. El PP de Madrid “es un partido abierto al diálogo con la comunidad educativa”, así lo ha asegurado Van Grieken al mantener que PP defiende unos valores inherentes al “esfuerzo, el mérito, y la capacidad, que se valoran a través de las pruebas externas del sistema educativo, necesarias,- no para estigmatizar al alumno- sino para ver cómo se está trabajando con ellos”.

La aplicación de la Lomce, con la eliminación del valor académico de estas pruebas vinculadas a la obtención de los títulos académicos, partía de una postura de derogación solicitada por la oposición. En este sentido ha indicado que el ministro de Educación, Méndez de Vigo , “supo reconducir la situación para mantener las pruebas externas pero sin valor académico”.

El consejero ha subrayado que en Madrid “defendemos su valor como prueba diagnóstica CDI y por ello se mantienen en todos los centros educativos, colegios o institutos para que tengan una foto de cómo realizan su trabajo, como mínimo cada tres años”. Van Grieken ha anunciado que cada distrito y en las direcciones de área territorial, las pruebas de CDI se irán rotando. Este año será el turno de Madrid Capital, en 2018  zona sur y norte; y en el 19 el este y oeste.

Asimismo ha invitado a los ciudadanos a que lea las pruebas que son “de competencia y que demuestran lo útil que puede ser el conocimiento adquirido”, y no solo para los alumnos sino también para los maestros porque les envía un mensaje “no es tanto memorizar como saber aplicar los conocimientos”. Son pruebas reconocidas internacionalmente, al igual que las externas de PISA.

Según el informe PISA ,- evaluación que se realiza en 75 países, de los sistemas educativas-, “estamos por encima de la media de la OCDE, de la media española, incluso por encima de Francia y Reino Unido y en alguna competencia  está a la altura casi de Finlandia en lectura o en ciencias a la altura de Corea”.

Van Grieken ha señalado que “tenemos un sistema educativo cuya aplicación de la norma en Madrid, arroja unos resultados excelentes, y es un organismo externo quién lo evalúa”. Pero, además, hay otras formas de evaluación externas como la TIMMS en materia matemática o de ciencias, “que corrobora que tenemos un buen sistema educativo”.

En lo que a la tasa de abandono temprano educativo en la Comunidad de Madrid, se refiere, el consejero ha indicado que Madrid está en el 14,6%. El objetivo para España marcados por Europa 20/20 es que se llegase 15%. Madrid en 2016 ya lo había alcanzado “lo que denota mayor calidad en el sistema educativo en la región”.

La excelencia es otro pilar fundamental para nuestra política educativa. “Las becas de excelencia está atrayendo a alumnos de otras CCAA lo que aumenta la calidad del alumnado en las Universidades. También contamos con un programa de altas capacidades”.

Otra de las cuestiones tratadas por Van Grieken ha sido el bilingüísmo que junto con el lenguaje digital “capacita mejor a los alumnos para afrontar su futuro, porque además dinamiza el sistema educativo dando mejores resultados en muchísimos centros”. En este punto, el consejero ha hecho referencia a las críticas de la oposición al indicar que los alumnos aprendían idioma pero fracasaban en Ciencias, “sin embargo los resultados de Ciencias son mejores que los de los centros no bilíngües”. Para Van Grieken la asignatura de Tecnología, Programación y Robótica capacitará a los alumnos “de una forma extraordinaria para su futuro”.

En otro orden de cosas, el consejero ha indicado que “es importante que los centros sean lo suficientemente autónomos, para diseñar su proyecto educativo lo que conlleva especialización y por ende calidad como los Centros de Especialización Tecnológica y Deportiva”.

Los centros en los que se imparte la FP Dual también destacan en la región. En este programa participan más de 800 empresas del que se benefician 5.000 alumnos. Es un programa definido con tutor en la empresa “y ello está favoreciendo la inserción laboral, por encima del 80%”.  El consejero ha citado el caso de la empresa  VOLVO, quién detectó la necesidad de contratar a técnicos de mantenimiento de gran tonelaje. La Comunidad impulsó un Ciclo Formativo Superior adaptado al que accedieron 25 alumnos que están ya colocados. Los excelentes resultados han tenido como consecuencia la puesta en marcha de un segundo curso “que permitirá la enseñanza de nuevos alumnos y la actualización de los propios profesores”.

La libertad es otro pilar del modelo educativo del Partido Popular. “Madrid oferta libertad para la educación de sus hijos, porque para nosotros la educación es diversa y plural y ello es signo de riqueza”.  La Comunidad de Madrid tiene un 15% de oferta educativa privada, un 30% concertada y un 55% pública.  Van Grieken ha criticado la posición adoptada por la oposición en esta materia al asegurar “esto da argumentos a veces a la oposición para decir, de forma torticera, que el gasto educativo en Madrid es el mayor de todas las CCAA, cuando nuestra obligación nuestra obligación es dar una buena educación en las tres ramas: en la pública, privada y en la concertada”. La realidad es que en 2016, 60.000 niños de 3 años se incorporaron a la educación y en el 93% de los casos, las familias alcanzaron su primera opción. El Gobierno regional trata de que “la oferta diversa y plural coincida con las demandas de las familias”.

Así mismo, los alumnos al salir de sexto de primaria, en el 96% de los casos también fueron al instituto en el que hicieron la reserva de plaza”. Pero libertad es “también que cada centro haga uso de su autonomía para definir su proyecto educativo. Libertad es poder acceder a los Centro Educativos Especiales”.

En materia de igualdad de oportunidades, “he de decir que los programas de ayudas no son patrimonio de la izquierda. En los presupuestos de 2017 hemos destinado una partida de 106,9 millones de euros, es el record en programas de becas: 36 millones al cheque infantil. Hemos rebajado las tasas en un 25%, en el 17 un 5% adicional en las tasas de las escuelas infantiles”.  En cuanto a las becas para Formación Profesional de Grado Superior “este año hemos destinado 22 millones de euros, en 2016 se beneficiaron más de 9.000 alumnos”. A ello hay que añadir las becas de excelencias, socioeconómicas, de discapacidad, 11 millones para el entorno universitario…

Van Grieken ha hecho especial hincapié en la atención a la diversidad en el aprendizaje “hay que dar a todos oportunidades de educación, con proyectos de educación inclusiva a alumnos de necesidades educativas especiales”. Las cifras indican que un 80% de estos alumnos están escolarizados en centros ordinarios y un 20% en centros de educación especial. A ello hay que sumar que en los dos últimos años, “hemos incrementado en un 40% el número de centros preferentes para alumnos con trastornos de espectro autista, en el que hemos invertido más de 5 millones de euros, en lo que llevamos de legislatura”.

El diálogo viene precedido de una situación compleja que ha vivido la educación madrileña con las llamadas Mareas Verdes, “a las que de ninguna manera vamos a convencer, pero hemos hecho el esfuerzo por promover el diálogo con la comunidad educativa, al igual que cualquier otro partido político, con todos”. Organizaciones sindicales, la FAPA Giner de los Ríos, etcétera.

En Madrid se alcanzó un acuerdo con las organizaciones sindicales sobre la ordenación de listas de interinos, el primero que se firmaba en 9 años, o un pre acuerdo sectorial para dotar, en los próximos cuatro cursos, de 2.800 maestros al sistema educativo. Son demostraciones claras de diálogo, al igual que con las Universidades “para sacar adelante un Plan Regional de Investigación Científica y Tecnológica, el quinto PRICIT, y la Ley del Espacio Madrileño de Educación Superior, para dotar de mejores posibilidades al sistema universitario”.

También hay un compromiso de la presidenta Cifuentes, en el que se traba desde hace dos años, que empezó en el seno del Consejo Escolar,  y que “se ha convertido en un foro de debate abierto para la comunidad educativa”. En este punto, el consejero ha señalado que están a punto de presentar una oferta de acuerdo educativo a toda la comunidad y también a los partidos políticos, y ha lanzado un último mensaje a la oposición “nos gustaría que a parte de dar la cara para pactar a favor de la educación tengan una buena oportunidad para hacer realidad de lo que predican con la palabra”.