Casado: “La subida fiscal del PSOE es insolidaria, innecesaria y un riesgo para la recuperación económica”

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha pedido hoy a Pedro Sánchez que “no enmiende las medidas emprendidas por el Partido Popular y que recuerde las palabras de Delors, que decía que las reformas económicas son como la bicicleta, que puedes dejar de pedalear y avanzas un poco, pero si no renuevas el pedaleo te acabas cayendo”.

Tras los últimos datos económicos que anuncian una desaceleración económica, Casado ha asegurado que “Sánchez puede vivir de las rentas un tiempo, como hizo Zapatero, pero como no reanude las reformas, como pedalee hacia atrás para contentar a los populistas, se puede acabar cayendo. El mundo no está para bromas”, ha advertido.

En declaraciones a los medios de comunicación en su visita a Mérida, acompañado del presidente del PP extremeño, José Antonio Monago, el líder popular ha explicado que “en apenas cien días hay anuncios que ya están lastrando nuestra economía. Hay una discusión entre el PSOE y Podemos para ver cuándo y cuántos impuestos nos suben, pero ya está claro que los suben”.

Casado ha explicado que el Gobierno de Sánchez va a subir todos los impuestos. “Proponen una subida de las cotizaciones sociales, lo que dificultará la posibilidad de contratar; el impuesto de sociedades, el IRPF, no sabemos partir de que tramo; impuesto sobre el diésel, que se lo comenten a los agricultores o a las grandes factorías de automóvil que ya están viendo cómo caen las ventas; el impuesto a las tecnológicas; el impuesto sobre el ahorro, sucesiones, patrimonio y donaciones, justo ahora que el PP dice que quiere eliminarlo”.

Al contrario, el presidente del PP ha anunciado que “el compromiso del PP es bajar todos los impuestos y suprimir patrimonio”. “Esta subida que propone el PSOE es insolidaria, innecesaria y supone un riesgo para la recuperación económica. La recuperación económica ya estaba llegando y la recaudación va a aumentar este año 12.000 millones en tributos y 20.000 millones en todos los ingresos. Se van a recaudar 200.000 millones de euros. No es necesario más gasto”. A juicio del presidente del PP, “hay que aprovechar esa recuperación para cumplir con el déficit, amortizar deuda y hacer los deberes en un entorno internacional en el que pueden subir los tipos de interés, sube el precio del petróleo y van a acabar los proyectos de estímulo del BCE”.

Pablo Casado ha recordado que “cada vez que gobierna el PSOE hay más impuestos que conducen a un menor crecimiento económico, más despilfarro y más paro”. “Ya los conocemos, lo hemos sufrido en 1996 y en 2011. Por eso avisamos que esto viene de camino. Hay síntomas de desaceleración económica. Las cifras oficiales lo muestran. Hoy hemos conocido ya la subida del precio de la luz, la caída de un punto de la demanda interna, el crecimiento del PIB del tercer trimestre por primera vez en tres años por debajo del 3% y la confianza del consumidor español también cae”.

“Y todo esto solo cien días después de la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno apoyado por los populistas, los batasunos y los independentistas, esos que asesoraban a Bolivia y a Venezuela, a los que han llevado a la quiebra”, ha añadido.

“¿A QUÉ ESPERA EL GOBIERNO PARA PONER ORDEN EN CATALUÑA?”

El presidente se ha referido a las preocupantes noticias que vienen desde Cataluña, donde la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, participó ayer en la concentración de condena a la agresión que sufrió una mujer por retirar lazos amarillos. “El PP ha optado por una política de responsabilidad, por no llevar a la calle la confrontación, pero sí de exigir a las instituciones que actúen de manera inmediata e impidan que un conflicto legal y político llegue a ser un conflicto entre ciudadanos en la calle.

“¿A qué espera el Gobierno de España para poner orden en Cataluña, a qué esperan el Ministerio de Interior o el de Justicia o el presidente del Gobierno para poner freno a la crispación social que está viviéndose en Cataluña. Es que tienen que seguir pegando a mujeres; es que tienen que seguir saliendo personas con el rostro oculto a quitar emblemas totalitarios de las calles; es que están viendo con tranquilidad que hay dos bandos en las calles, en las playas o en las plazas y, sin embargo, no hacen nada?”, se ha preguntado.

Casado ha explicado que “no sabe lo que responde el Gobierno sobre las noticias del espionaje de los Mossos o que fueran obligados a no retirar una pancarta contra el rey de España el día que se homenajeaba a las víctimas del atentado terrorista de Barcelona”. “Hemos conocido que había un chat donde los directores de área de los Mossos recibían órdenes del Mayor Trapero el día de la infamia del 1 de octubre, donde en vez de aceptar la resolución judicial que impedía llevar a cabo las votaciones, lo que hacían era ir dando las ubicaciones de Policía Nacional y Guardia Civil”, ha manifestado.

“Exigimos a las instituciones que actúen, son ellas las que deben velar por la seguridad de todos los españoles y no podemos permitir que los ciudadanos confronten en la calle. También protegemos a los ciudadanos que muestran su desolación en las calles. Llevamos demasiados años aguantando escraches a nuestra gente. Pero tenemos que garantizar que Mossos e instituciones velen por retirar la propaganda independentista de las calles y edificios oficiales”, ha sentenciado.

LA INMIGRACIÓN, UNA POLÍTICA DE ESTADO

Pablo Casado se ha referido también al “enésimo bandazo” del Gobierno, en este caso en materia de política migratoria, cuando lo único que hicieron hace unas semanas fue criticar lo que dijo el presidente del PP respecto a que no podía alentarse a las mafias que traficaban con seres humanos, que había que proteger nuestras fronteras y defender a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridaddel Estado. “Nos han terminado dando la razón”, ha afirmado, porque el Ejecutivo se ha visto obligado a mostrar ahora su apoyo a los agentes españoles, así como a hacer “devoluciones en frío” en un alarde de “cinismo, hipocresía e incoherencia en grado sumo”.

Asimismo, Casado ha destacado que es imprescindible trabajar en los países de origen para mejorar las condiciones de vida de los inmigrantes y que no se vean obligados a jugarse la vida en el estrecho. “La apelación al papeles para todos que se hizo con el primer Aquarius, que luego fue rectificada con el Open Arms primero, y luego otra vez rectificada con el segundo Aquarius, ahora veremos con el segundo Open Arms que es rectificada”, ha recordado.

Sobre este asunto, el presidente del PP ha lamentado que el Gobierno haya tenido que reconocer que ha cambiado todo lo que dijo y que sus propios servicios de la Armada, Guardia Civil o Policía Nacional “no son suficientes para hacer frente a la llegada de embarcaciones a las costas españolas, porque desde que Pedro Sánchez gobierna se ha triplicado la llegada de inmigrantes irregulares a las costas españolas”.

“Pedimos una política de inmigración responsable, eficaz en la defensa de las fronteras y solidaria en la cooperación con los países africanos. Y como lo hemos hecho en dos ocasiones en nuestra historia reciente, si no saben hacerlo, que nos hagan caso y sepan que esa es la receta adecuada que contaría con el apoyo ciudadano y de los socios europeos”, ha aseverado.