El PP de Madrid apuesta por conjugar en la región el crecimiento económico con la protección medioambiental

El texto, aprobado en el 16 Congreso Regional del PP de Madrid, contempla los desafíos medioambientales como una extraordinaria oportunidad de modernización y progreso para nuestra región, que está en condiciones de lograr un ‘crecimiento verde’ basado en la sostenibilidad y la reducción de emisiones.

– El objetivo es lograr una región innovadora para los retos económicos, sociales y ambientales
– Se reafirman el compromiso municipalista y la autonomía local del Programa de Inversión Regional
– Agricultura y ganadería son sectores económicos estratégicos que deben promocionarse

18 de marzo 2017.- La ponencia ‘Madrid, una comunidad equilibrada y sostenible’, que coordina José de la Uz, defiende una región que avanza desde la solidaridad y el equilibrio social y territorial, que defiende y fortalece a sus municipios y en la que se garantice que las oportunidades lleguen a todos.

El texto, aprobado en el 16 Congreso Regional del PP de Madrid, contempla los desafíos medioambientales como una extraordinaria oportunidad de modernización y progreso para nuestra región, que está en condiciones de lograr un ‘crecimiento verde’ basado en la sostenibilidad y la reducción de emisiones.

En esa capacidad de innovación del modelo de desarrollo se asienta una de las premisas sobre las que se articula la ponencia, que es la de proteger a las generaciones futuras de los riesgos del cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales.

“Nuestra finalidad debe ser unir el impulso público con la innovación privada, aprovechando las oportunidades que generan las ‘smart cities’ o ciudades inteligentes y las nuevas tecnologías para conseguir administraciones y servicios públicos más eficientes, transparentes y de mayor calidad”, señala De la Uz.

Otros pilares que guían el trabajo realizado en la ponencia son la preservación de los recursos naturales y una mayor concienciación sobre el patrimonio medioambiental, así como la vertebración del territorio con un modelo de planificación urbana racional y sostenible. Estos principios deben servir para conseguir una región más competitiva, más dinámica y más cohesionada social y territorialmente.

“El desafío es lograr que la Comunidad de Madrid siga generando actividad económica y bienestar para todos mientras ‘crece en verde’, porque ganar el reto de la sostenibilidad y la conservación medioambiental es la mejor manera de ganar nuestro futuro y garantizar la calidad de vida de los madrileños”, añade De la Uz.

En el proyecto es fundamental, y así se reconoce el papel de los municipios, que cuentan con el apoyo del Programa de Inversión Regional de la Comunidad de Madrid. Respecto a esta cuestión, la ponencia defiende el respeto a la autonomía local porque son las entidades locales las que mejor conocen los problemas y necesidades del día a día de sus vecinos.

La agricultura y la ganadería, así como el sector gastronómico, se contemplan como sectores con gran potencial y fundamentales en esa estrategia global de lograr una región equilibrada y con futuro.