El PP pide la dimisión de los imputados por la trama corrupta del ‘caso Ganga’

La concejal Mónica Cerdá, el letrado Ganga y el gerente de Gisa, colocado a dedo por la alcaldesa, fueron interrogados en sede policial como ‘investigados no detenidos’ Sara Hernández tiene que explicar si ella es la cabecilla de la trama corrupta que, supuestamente, se ha orquestado en su Gobierno para desviar dinero público con el propósito de usarlo para atacar al PP.
Es una vergüenza que, mientras hay 11.000 parados en Getafe y muchas familias atraviesan grandes dificultades, la alcaldesa regale un dineral a quien no tiene derecho a percibirlo, lo que puede suponer un delito gravísimo que se está investigando.

Por eso,  el Partido Popular de Getafe pedirá en el próximo pleno del Ayuntamiento la dimisión de la concejal Mónica Cerdá y del gerente de la empresa municipal Gisa, Juan Manuel Hernández, que se encuentran investigados en la presunta trama de corrupción conocida como ‘caso Ganga’.

La Policía investiga un posible delito de malversación después de que el Gobierno de Sara Hernández pagase al abogado Alberto Ganga 60.000 euros en indemnización por trabajar en Gisa sólo durante 29 días y en un período de pruebas que no superó.

Una vez abiertas las pesquisas, la Policía citó a declarar como investigados no detenidos -nueva denominación para imputados- al letrado Ganga, a la edil Cerdá, así como al gerente de la empresa municipal, colocado a dedo por la alcaldesa, según ha trascendido en la prensa.
En este asunto, la socialista Sara Hernández tiene una evidente responsabilidad política porque es la presidenta del Consejo de Administración de Gisa y porque, de acuerdo a la declaración de Cerdá en sede policial, fue la propia alcaldesa quien daría las instrucciones al gerente para que aprobase la desorbitada indemnización al abogado.

Sara Hernández, además, tiene que explicar si ella es la cabecilla de la trama corrupta que, supuestamente, se ha orquestado en su Gobierno para desviar dinero público con el propósito de usarlo para atacar al PP.
Es una vergüenza que, mientras hay 11.000 parados en Getafe y muchas familias atraviesan grandes dificultades, la alcaldesa regale un dineral a quien no tiene derecho a percibirlo, lo que puede suponer un delito gravísimo que se está investigando.
La investigación por el ‘caso Ganga’ se inició a raíz de que una querella presentada por el Partido Popular de Getafe contra la alcaldesa, contra la concejal Cerdá, contra Juan Manuel Hernández, así como contra el abogado Ganga.

Se da la circunstancia de que este letrado es el que ejerce la acusación popular que se sigue contra concejales del PP en la causa política por el asunto del teatro de la calle Madrid, lo que lleva a pensar que se ha querido pagar la minuta del abogado con el dinero de todos los contribuyentes.
El letrado Ganga, además, se ha jactado en numerosas ocasiones de no haber cobrado ni un solo euro por representar a la acusación contra el PP de Getafe.
El Partido Popular de Getafe, fiel a su coherencia, pide la dimisión de Cerdá y del gerente de Gisa porque en el ‘caso Ganga’ se investiga un posible desvío de dinero público para fines ilícitos.
En otros casos, como la imputación del concejal socialista Ángel Muñoz, el PP no ha solicitado su marcha porque se trata de una cuestión administrativa.