Marimar Blanco: “Lo conseguido en la lucha contra el terrorismo se ha hecho desde la unidad, sin venganzas, sin revancha”

En apenas unas horas se cumplen 20 años del asesinato por ETA de Miguel Ángel Blanco. El Partido Popular ha rendido un sentido homenaje a su figura en los jardines que llevan su nombre para reivindicar la unidad social y política frente al terrorismo.

La presidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo y la Fundación Miguel Ángel Blanco, Marimar Blanco  ha recordado los sentimientos “encontrados” que vivió en las horas previas al asesinato de su hermano mientras su principal preocupación pasaba “por acompañar a mi madre cuanto antes”.

Marimar Blanco se encontraba en Londres cuándo recibió la noticia del secuestro de su hermano, “justo a esta hora (las 20.30 del 10 de julio de 1997) buscaba vuelo para volver a España, mi mayor angustia eran mis padres”.

Decía Blanco que en esas horas previas a su llegada a Ermua su mayor “preocupación” eran sus padres, “uno secuestrado por ETA y otro a miles de kilómetros, recuerdo que cuando hablé con mi madre le dije, mamá mañana no vas a estar sola. Mi ama me dijo, no estoy sola hija, los vecinos de Ermua están conmigo”.

Efectivamente las calles de la localidad se llenaron de vecinos, al grito de Basta ya, para reclamar la puesta en libertad de Miguel Ángel, “para salvar la vida de mi hermano”.

En esos momentos, aseguraba Marimar “estaba inmersa en un sentimiento de confrontación, por un lado de dolor terrible y por otro de agradecimiento por lanzaros a defender la vida de mi hermano”.

Miguel Ángel Blanco murió “por defender los valores de un país, por sentirse vasco y español al mismo tiempo”. Su hermana recordaba que en aquellos años “defender estos valores era complicado porque te costaba la vida, te la arrebataban por ser amante de la libertad”.

Blanco ha subrayado que mientras en el País Vasco “se mataba, asesinaba, coaccionaba y expulsaba a la gente de su entorno, de su vida, había otros que miraban para otro lado. Por eso entró mi hermano en política”.

Si hay una frase que Marimar Blanco tiene grabada en su memoria es el grito de todo un país “ETA, aquí tienes mi nuca, jamás podré agradecer lo suficiente el calor recibido por los españoles”. La muerte de Miguel Ángel “sirvió para quitarnos el velo del miedo, todos alzamos la voz para defender la convivencia democrática, nuestra tierra, la tolerancia y el respeto por los españoles”.

Es por eso que Marimar ha recalcado “quienes se niegan, ahora, a defender a mi hermano habría que recordarles que lo conseguido en la lucha contra el terrorismo lo hemos conseguido desde la unidad, sin venganzas, sin revancha. Lo hemos conseguido entre todos a través de la palabra exigiendo el cumplimiento de la ley, sin negociaciones ni concesiones. España no se doblega ante las pretensiones mafiosas de los terroristas”.

En este sentido, 20 años después “lanzo un mensaje pidiendo unidad. Unidad mientras otros reciben en el Congreso a los agresores de guardia civiles”.

Asimismo, Marimar Blanco ha insistido en que es necesario recordar ” la verdad frente al olvido que otros quieren imponer. Por eso no hago caso cuando los de Bildu me dicen que no miremos por el retrovisor, yo no quiero ni puedo olvidarlo. Hay que hablar de dignidad”.

La presidenta de Víctimas por el Terrorismo ha querido aclarar que “la víctima es inocente y no podía ser la marcada mientras se justificaba al verdugo”, al tiempo que ha añadido “mientras haya ambigüedades daremos alas a la izquierda abertxale y daremos oxígeno a la justificación del terrorismo”.

La hermana de Miguel Ángel Blanco ha argumentado que actos como el homenaje a su hermano sirven para recordar que aún hay muchas víctimas del terrorismo que “están esperando justicia, hay más de 300 familias que no han visto cumplido su derecho a la justicia”. Por eso ha agradecido la labor de defensa que el PP en al Ayuntamiento de Madrid, con Almeida al frente están realizando “no se trata solo de un homenaje a mi hermano sino a todas las víctimas de ETA”. Para Marimar Blanco “recordar a mi hermano es recordar el gran legado y la gran lección que los madrileños dieron hace 2o años”.

Blanco ha recordado que “jamás me cansaré de ver imágenes de como estaba la Plaza de Colón, la movilización cívica y democrática”. En este sentido ha agradecido la labor que desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid se está realizando para que los jóvenes “estudien las consecuencias provocadas por el azote del terrorismo”, y ha recordado “Madrid sufrió el mayor atentado de Europa donde fallecieron 192 inocentes. Por eso es una labor importante para que los jóvenes de 4 de la ESO estudien en la historia de España, la historia del terrorismo. Las victimas no se pueden olvidar”.

Marimar Blanco ha dicho en su discurso que  “la unidad política y social debe mantenerse, la misma que nos llevó a derrotar a ETA y que nos tiene que llevar a su disolución. Nada les debemos y nada les vamos a dar”.

En el acto Marimar Blanco ha estado acompañada por la presidenta del Partido Popular de Madrid, Cristina Cifuentes y el presidente del PP del distrito de Chamartín, Manuel Quintanar, además de otras autoridades de la Asamblea de Madrid y compañeros de actividad política de Ciudadanos.

Cristina Cifuentes

Por su parte, la presidenta ha señalado que la “obligación de las instituciones es recordar a las personas que dieron su vida por la libertad”.  Cifuentes ha calificado la muerte de Miguel Ángel Blanco como “una muerte cruel,  a cámara lenta que consiguió ser un revulsivo para la sociedad española, donde nació el espíritu de Ermua, el Basta ya de la sociedad vasca y española”.

La presidenta del PP de Madrid ha subrayado que este tipo de actos son “necesarios porque las víctimas de ETA siguen pidiendo memoria, dignidad y justicia porque aún quedan muchos casos sin juzgar. ETA no ha pedido perdón y no ha entregado las armas”, y también “por otras víctimas de cualquier tipo de terrorismo como el que sesgó la vida de Ignacio Echeverría hace unas semanas en Londres por salvar la vida de otra persona”.

Cifuentes ha criticado que “algunos aún se mofan de las víctimas del terrorismo y hay quienes no les quieren rendir homenaje. Los Gobiernos tienen que seguir trabajando buscando un gran Pacto Antiterrorista y para que la prisión permanente revisable se aplique a los delitos de terrorismo”.

Por eso ha recalcado que “en la Comunidad de Madrid hemos avanzado mucho con la Ley de Víctimas, ya aprobada y avanzada. Queremos que no se olvide la historia de las víctimas, que se estudie y recuerden para evitar hechos y relatos paralelos”.

La presidenta ha lanzado un mensaje de esperanza para recordar que “Miguel Ángel Blanco encarnó un mensaje positivo y de libertad y la democracia en los que creía, por los que se metió en política, y por los que murió, motivo suficiente para que año tras año sigamos recordándote , porque seguirás siendo ejemplo y guía”.