El Partido Popular de Madrid exige a Pedro Sánchez que condene de una vez por todas la dictadura de Cuba

15 Nov 2021

El PP de Madrid ha exigido este lunes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que condene de una vez por todas la dictadura de Cuba. Así lo ha señalado la secretaria general de los populares madrileños, Ana Camíns, que junto a la vicesecretaria de Comunicación, Almudena Negro, y otros cargos regionales del partido, ha transmitido su solidaridad al pueblo cubano durante la ‘Marcha Cívica por Cuba’, que ha tenido lugar en la Puerta del Sol, para pedir la llegada de la democracia, el respeto a los derechos humanos y la liberación de los presos políticos en Cuba.

“Decimos basta ya a la dictadura cubana y a quien les apoya, por eso pedimos que dejen expresarse a los cubanos sin coacciones, ni violencia. Y, de paso, que nuestro presidente del Gobierno también se sume sin conjeturas a nuestra petición”, ha recalcado Camíns.

Durante la concentración, que se ha celebrado bajo el lema ‘Por una Cuba plural, con todos y para el bien de todos’, la dirigente del PP ha explicado que desde el partido se están impulsando iniciativas en todas las instituciones en las que los populares tienen presencia “para que el pueblo de Cuba pueda decidir su futuro en paz y libertad”.

En este sentido, Camíns ha recordado que este jueves se debatirá una iniciativa en la Asamblea de Madrid que ha presentado el PP para solicitar al Gobierno de Pedro Sánchez que trabaje para que el régimen cubano reconozca que Cuba es una dictadura que atenta contra los derechos humanos y las libertades de sus ciudadanos.

“El jueves veremos en donde se posiciona la izquierda madrileña, si a favor o en contra de los cubanos, si a favor o en contra de una dictadura que atenta contra las libertades y el futuro de los cubanos. La izquierda madrileña tiene que dejar de indultar al régimen de Cuba”, ha concluido.

Por último, Camíns ha respaldado la labor de los profesionales de los medios de comunicación y, en concreto, a los periodistas de EFE en Cuba tras la retirada de las credenciales a los tres periodistas de la agencia en la isla.