El PP de Leganés llevará al alcalde socialista al juzgado por los enchufes ilegales en el Ayuntamiento

15 Nov 2020

15, noviembre, 2020.- El Partido Popular de Leganés ha anunciado que emprenderá acciones legales contra el alcalde socialista, Santiago Llorente, por la recolocación en el Ayuntamiento de cuatro trabajadores de un ente público.

Se trata del enchufe de cuatro empleados de la empresa municipal de comunicación LG Medios, que el Gobierno local del PSOE ha convertido en un chiringuito de propaganda del alcalde y que ahora pretende disolver después de haberla arruinado.

La idea del alcalde del PSOE consiste en liquidar la sociedad y reubicar con posterioridad a esos mismos trabajadores en el Ayuntamiento, en un proceso con evidentes indicios de irregularidad y que el PP de Leganés denunciará ante la justicia si finalmente se consuma este abuso, en el que existe un absoluto desprecio por la legalidad.

“Con más de 13.000 parados que tiene Leganés y con un drama sanitario, social y económico sin precedentes, es vergonzoso que el alcalde socialista sólo piense en enchufar a sus estómagos agradecidos con generosos sueldos que pagarán todos los vecinos”, ha afirmado el portavoz del Partido Popular, Miguel Ángel Recuenco.

Según ha trascendido, las nóminas que percibirán los empleados, una vez que Llorente los reubique como personal laboral, alcanzarán en determinados casos los 45.700 euros al año. Son trabajadores que accederán al Ayuntamiento ‘por la puerta de atrás’, sin haber superado ningún tipo de examen y a través de una fórmula que ya ha sido recientemente anulada por los tribunales de justicia en municipios como Fuenlabrada.

Sobre la gestión desarrollada por el alcalde socialista en LG Medios pesa, además, un informe de la Intervención en el que se advierte de que los gastos del pago de retribuciones a los trabajadores representa cerca del 90% del presupuesto de la sociedad, fijado en 500.000 euros y que procede de una subvención que concede el Gobierno municipal del PSOE.

“En plena crisis, Llorente se dedica a despilfarrar el dinero del contribuyente: primero riega con medio millón de euros una empresa municipal que es un pozo sin fondo; luego la lleva a la quiebra y, al comprobar que ya no sirve para sus intereses, la liquida y pretende enchufar a los trabajadores en el Ayuntamiento sin tener en cuenta los principios de igualdad, mérito y capacidad”, ha añadido Recuenco.