El PP trabajará para que todas las pymes y autónomos afectados por la pandemia puedan continuar con su actividad

30 Abr 2021

30, abril, 2021.- El Partido Popular de Madrid apoyará a todas las empresas de la Comunidad de Madrid que están sufriendo los efectos de la pandemia, ampliando la línea de ayudas de fondos estatales que han dejado fuera a más de una veintena de sectores empresariales. Así lo ha manifestado el candidato del PP de Madrid a la Asamblea de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, durante una visita a una escuela de peluquería.

De esta manera, el dirigente del PP ha recordado que se ha aprobado una convocatoria de 899,2 millones de euros en ayudas a las pymes y autónomos, de los que 220 millones de euros son fondos propios del Gobierno madrileño, el resto que financia el Estado, para compensar a los sectores excluidos por el Ejecutivo central.

La normativa estatal preveía dar respaldo económico a 95 sectores, pese a que otros muchos también se han visto afectados por las consecuencias de la crisis provocada por la pandemia. De esta forma, las ayudas de la Comunidad de Madrid beneficiarán a otros 25 que habían quedado fuera.

En total, se prevé que podrán acceder a las ayudas más de 215.000 establecimientos o unidades productivas que emplean a más de 848.000 personas, entre los que destacan los bares, los restaurantes, comercios, taxistas, academias o peluquerías, como la que ha visitado hoy Fernández-Lasquetty, entre otros muchos sectores.

“Unas ayudas que ya podrán pedir las personas interesadas a partir de mañana, a través del portal web oficial de la Administración regional, porque nuestro objetivo es que las ayudas puedan llegar a sus destinatarios a la mayor brevedad posible, concretamente antes de que finalice el mes de julio. No obstante, el sistema de intercambio de datos que ha fijado el Gobierno central impedirá que puedan tramitarse con agilidad”, ha señalado.

Asimismo, ha recordado que el Partido Popular seguirá dando prioridad a la generación de puestos de trabajo, apoyando a los autónomos y empresas a crear y sostener el empleo en la Comunidad de Madrid, con una política fiscal basada en impuestos bajos, porque libera recursos para que los ciudadanos puedan consumir, ahorrar e invertir más y, así, generar actividad y empleo.